Videojuegos

Final Fantasy XV – 10 años después [Review]

Después de 10 años de espera, por fin tenemos en nuestras manos tan anhelado título, el cual tuvo que pasar por cambio de director y renovar hasta su nombre para poder llegar a nuestro poder. De momento solo nos queda iniciar esta maravillosa y mágica aventura.

¿Cumplirá Final Fantasy XV con sus seguidores?

Debo decir que soy un fan acérrimo de esta saga y que de verdad el título me ha despertado emociones y sentimientos; pero para ir más a fondo del tema y responder a esta pregunta, hablaremos de cada uno de sus aspectos de manera imparcial, de acuerdo a mi experiencia con otros títulos de Final Fantasy y del mundo Gamer.

Echándole una ojeada al paisaje… ¡Oh mira, un monstruo salvaje, enorme y que seguro subiría muchísimo nuestros stats si lo matamos

Historia

El componente base de esta trama, está fundado en el compañerismo y la necesidad de estar siempre unidos para lograr un objetivo mayor. A diferencia de otros títulos de la franquicia (íbamos por el mundo, conociendo nuevos compañeros que se unían a nuestra causa; uno elegía con quien continuar la travesía) en este título iniciaremos con nuestros compañeros de lucha y solo se dará un mínimo giro en el recambio de compañeros. La historia sigue siendo heróica, donde debemos llevar a nuestro personaje principal, el príncipe Noctis y a sus tres compañeros a un sinnúmero de aventuras, que le permitirán evolucionar y elevar su nivel. En lo argumental tiene giros inesperados que nos sorprenderán, que de verdad cambian en ocasiones el sistema de juego.

Sandbox y Linealidad

La base de este juego siempre ha sido su mundo abierto, el cual funciona a la perfección; sus paisajes y acabados son impresionantes. Pero, también se debe tener en cuenta que a pesar de lo hermoso del panorama, también se denota que hay mucho por recorrer y se siente vacío en cierto sentido por las largas distancias que debemos transitar para encontrar enemigos (en anteriores sagas, no podías ni dar dos pasos, porque ya estaba activándose de manera inmediata algún enemigo de la zona). Vale recalcar que su mundo está lleno de opciones por explorar, misiones secundarias, cacerías de monstruos (que se hacen semejantes a The Witcher, lo que es un punto a favor). Recomendación: Tener paciencia y disfrutar el paisaje, activar la habilidad de obtener PH (Puntos de Habilidad), mientras paseamos en el auto y continuar nuestra experiencia escuchando musiquita de otros Final Fantasy en nuestro sistema MP3 del Regalia (y también podemos ampliar este listado musical en las tiendas) lo que hará más ameno nuestro viaje. Ojo: hay mazmorras ocultas, son tremendamente disfrutables y de alta exigencia (regresen de vez en cuando al pasado para buscarlas).

Spoiler Alert: los siguientes videos tienen contenido que podría afectar su experiencia, así que véanlos bajo su propio riesgo. La lectura continúa sin spoilers.

Linealidad:

Cuando les hablaba de paciencia, me refería también a esperar que llegue este punto de la historia. Al llegar la linealidad, caes preso de recuerdos y evocas todas los Final Fantasy del pasado. Sientes que ha vuelto su esencia y eso vale la pena disfrutarlo. Animaciones prolongadas con desenlaces inesperados, batallas épicas y argumentos por montones. Me atrevo a afirmar, que esta es la mejor parte del juego, por eso les aconsejo tener paciencia pues nos veremos en este punto bien recompensados.

Sistema de Pelea

Podemos decir que este nuevo sistema de batalla es más ágil y podría entrar dentro del término Hack and Slash (me recordó a mí y algunos compañeros al Devil May Cry). El sistema por turnos quedó abolido (pero hay un modo Táctico, que te permite usar un tempómetro para detener el tiempo, es opcional y por mi parte se los recomiendo). No controlaremos a nuestros compañeros, excepto para realizar ataques especiales conjuntos. O sea, esteremos centrados en el manejo de Noctis, quien puede intercambiar entre varias armas y magias. Recomendación: Siempre utilizar el arma que cause daño: Color Rojo (es el ataque más efectivo contra nuestros rivales y utilizar la habilidad Libra).

El sistema de magias también ha cambiado, debemos crearlas a partir de elementos que encontraremos en el camino; pero debo decir que este es un cambio que no me agradó para nada, y puedo dar fe, que en la mayoría de combates son difíciles de usar, utilizando solo las armas podemos avanzar en la trama y la magia puede llegar a ser innecesaria (punto en contra).

¡Posen para la cámara muchachos!

Dificultad

Podríamos decir que en la búsqueda del Trofeo de Platino en este juego será cómodo con ciertos trofeos, otros, aún nos tendremos que explorar mucho para poder conseguirlos. Su historia es relativamente sencilla para avanzar, si movemos bien nuestras cartas, el juego puede ser concretado sin mayores problemas.

Ahora, su mayor dificultad la podremos encontrar realizando mazmorras ocultas y contratos (pactos para capturar presas de alto nivel) quienes irán creciendo en categoría de acuerdo a nuestro poder de lucha y a la cantidad de monstruos que hayamos derrotado. Me atrevo hasta a afirmar que la mayor dificultad la tendremos al sacar el trofeo de oro: Solo los soñadores mueven montañas -Excepto si nos encontramos un Omega Weapon, que siempre será el enemigo más temido de los Final Fantasy-.  Recomendación: Ir con muchas pociones y tiempo de sobra, porque es un rival complicado y que durará horas derrotarlo (rememora a los grandes rivales de antaño de Final Fantasy, lo que obviamente es un punto a favor).

Duración:

Hasta el momento llevo 80 horas de juego y aunque no termino la historia principal ya estoy en la etapa final y aún me faltan un sinfín de historias secundarias. Este juego en su modo historia es más corto de lo esperado, pero si son como yo, que disfrutan explorando sus interminables mazmorras y misiones secundarias, sé que tendremos cerca de 100 a 110 horas de disfrute con este entretenido titulo.

Invocaciones:

Los Sidéreos (nombre de las invocaciones) son espectaculares. La manera de obtenerlos son batallas épicas y cuando aparecen emocionan. En algunas mazmorras presentan un cambio leve (o animación secundaria) diferente a la que podemos ver en el mundo exterior y su presencia es muy destructiva –aunque me han salvado en ciertas calabozos donde la cosa se pone peluda-.

Pero, tienen dos puntos que no son totalmente de mi agrado.

  1. Solo aparecen aleatoriamente, no podemos controlarlas a nuestro antojo.
  2. Solo aparecen en lugares y sitios específicos del mundo (generalmente debemos volver al pasado para disfrutarlos).

Recomendación: Cuando van a aparecer, la pantalla se pone roja, cambia la música y debes presionar L2. Lo mejor es viajar al pasado, para utilizarlos en mayor proporción.

Por ende, si no visitas ese sitio o no cumples ciertos criterios es posible que nunca las veas (un punto en contra) -No sé ustedes, pero a mí lo que me enamoró de este tipo de juego, fue ver las invocaciones de Final Fantasy 7 y 8. Esto es un punto crítico-.

Conclusión:

En 10 años se espera un producto terminado, casi que perfecto, por lo que la expectativa de este juego era un 10 de calificación (dado al tiempo que tuvo para salir al aire) pero, tuvo aciertos y errores.

Final Fantasy XV es un gran juego, entretenido, que nos traslada al pasado, evoca emociones de felicidad, algunas veces de tristeza, te sorprende y creo que ese siempre es su propósito, cumple con el objetivo y con sus fans. También debo decir que son más las cosas positivas, que disfruté el tenerlo en mis manos después de tanto tiempo sin un título de mi saga favorita. Qué amé su hermosa carátula de presentación en terminado tipo platino (Day One Edition), que este juego siempre tendrá un valor sentimental para todos sus fans y que sin lugar a duda, fue una delicia volver a disfrutar una lucha, animaciones espectaculares e historia, de esas que solo Final Fantasy sabe contar.

Comentarios
To Top